Caribe Mexicano

Kohunlich

El nombre Kohunlich deriva del nombre Cohoonridge que los trabajadores beliceños daban al campamento maderero, que se encontraba en la zona en los años20 y 30 del siglo XX. Deriva de los términos ingleses cohoon (corozo, un tipo de palmera común en esta zona) y ridge (lomerío).

Es una fascinante zona arqueológica tanto por su historia como por su valor estético y la belleza natural que la enmarca. Se estima que nació como un caserío hacia el año 200 A.C. Al paso del siglo gano poder y creció en dimensiones. Entre los años 500 y 600 D.C; se construyó el Templo de los Mascarones, que hoy en día es la estructura más famosa de Kohunlich y tal vez la más emblemática del estado de Quintana Roo.

Su basamento piramidal ostentaba originalmente a los lados de su escalinata principal ocho grandes mascarones, de los que solo cinco sobreviven hasta nuestros días. Se cree que tales mascarones de casi dos metros de altura representan al dios solar Kinich Ahau. Parte del estuco y del pigmento rojo que los cubría se conserva. Este templo es sin duda una de las más sobresalientes obras del arte maya. Hacia el periodo Clásico de MesoAmérica, o sea, entre los años 600 y 900 d.C., fueron erigidas la mayoría de las estructuras que hoy pueden verse la zona, como los edificios de carácter ceremonial que conforman la Plaza de las Estelas, así como el Conjunto Pixa´an y Los 27 Escalones, dos complejos que según algunas interpretaciones sirvieron como áreas residenciales de los dirigentes locales.

La ciudad siguió creciendo durante el periodo Postclásico, pero hacia el año 1200 d.C. sobrevino un colapso aun no bien explicado, y Kohunlich quedo prácticamente deshabitada. Aunque se sabia de su existencia desde hace muchos años, fue hasta 1992 cuando iniciaron las excavaciones y los trabajos de rescate que permitieron su apertura al publico 1994. Kohunlich es hoy la zona arqueológica más hermosa y mejor estudiada del sur de Quintana Roo. Aparte funciona como un importante refugio de vida silvestre. Las veredas del lugar, fueron enmarcadas por una enorme variedad de plantas y árboles, son simplemente encantadoras. Y un gran número de aves, mamíferos y reptiles viven entre las viejas construcciones mayas. Para llegar al lugar hay que salir de Chetumal y tomar la carretera federal 186. A 57 kilómetros de la capital del estado se dobla al sur (izquierda) y se toma el ramal de 8 kilómetros a la zona arqueológica, que abre todos los días de 8:00 a 17:00 horas.

Desarrollado por la Secretaria de Turismo del Estado de Quintana Roo - Dirección de Tecnologías de la Información y Comunicación.
Copyright © 2015 Caribe Mexicano